Misión imposible: Nación secreta

La quinta entrega de la saga ´Misión imposible: Nación secreta´ dirigida por Christopher McQuarrie consigue que la franquicia siga teniendo la vitalidad que le ha caracterizado en el pasado y como muchos de vosotros ya habréis leído, no va a ser la última película de Tom Cruise como Ethan Hunt. Ese super agente capaz de salir de cualquier situación por muy difícil que se le pongan las cosas, y vaya si se le ponen complicadas, estará de nuevo en una sexta entrega como ya confirmó él mismo antes de este último estreno.

Con un guión más que correcto para un thriller de acción de este tipo, los giros inesperados y las situaciones se tornan un poco más imposibles cada vez.

Volvemos a ver a Cruise pasándolas “canutas” en su misión, montado de nuevo en una motocicleta de gran cilindrada en una de las escenas vertiginosas de acción/persecución 3 películas después de que lo hiciera en la ´Misión imposible 2´ de John Woo, la que muchos creen la más floja de la franquicia aunque yo no estoy de acuerdo (queda claro que a él sin duda le gustan las motos). Coches, situaciones limite, tiros, peleas y cierta intriga es lo que nos vamos a encontrar tal y como era de esperar en ´Nación secreta´.

Creo que es un acierto mantener en el reparto a ciertos miembros del equipo de la FMI (Fuerza de Misión Imposible), que ya nos son familiares, como Jeremy Renner, Ving Rhames y sobre todo Simon Pegg, puesto que para mí su personaje (el más cómico) se ha hecho imprescindible por el carisma que ha ganado a lo largo de las tres últimas entregas contando con ésta.
La nueva protagonista femenina, Rebecca Ferguson, es solvente. Ya me diréis vosotros aunque me quedo con Paula Patton de ‘MI:Protocolo fantasma’. El “malo” no está a la altura del brillante y malogrado Philip Seymour Hoffman en ‘MI 3’, pero eso es difícil de superar. Cumple y ya está.

Seguimos teniendo esas dosis de humor que se combinan perfectamente con la acción, y la ya obligatoria incursión en un recinto de altísima seguridad para poder robar algo, tan imposible como de costumbre en todas las películas.

En definitiva, un cocktail que sigue funcionando, ya que la base de los ingredientes sigue siendo sólida, y dónde las nuevas apariciones de personajes suman más que restan.

Lo mejor: En mi opinión, que la franquicia todavía sigue muy viva, y está última producción así lo acredita.

Lo peor: Que no supere las expectativas previas de algún espectador en el aspecto de “rizar el rizo”, o del ”mas difícil todavía” que suele siempre esperarse de este tipo de películas.

Notable película en su género, que te hará pasar un buen rato. Yo ya estoy esperando la sexta (¿y última?) entrega. Con 53 años que tiene, Tom Cruise podrá ser ya mayorcito, pero como diría Arnold y su Terminator en la quinta película estrenada hace poco… –Viejo, pero no obsoleto.

Y vosotros… ¿Qué opináis?

Anuncios

Deja un comentario, tu opinión cuenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s