OSCARS 2016: El puente de los espías

6 Nominaciones – El puente de los espías

‘El puente de los espías’ (Bridge of spies) es la última película de Steven Spielberg en la que vuelve a contar (por cuarta vez) con el galardonado Tom Hanks como protagonista principal de una historia de derechos humanos, honestidad, honor y espionaje desarrollada en el marco de la guerra fría entre EEUU y la URSS en la época de los años 50.

Narra la historia (por cierto el guion es de Matt Charman, Ethan Coen y Joel Coen) de James Donovan, un abogado de un prestigioso bufete de New York al que le encomiendan defender a un espía ruso capturado en territorio norteamericano, con todas las consecuencias que ello conlleva. Esto le llevará a la Alemania de la posguerra donde tendrá que realizar una serie de negociaciones con el telón de acero de fondo.

Steven Spielberg, una vez más, y ya van unas cuantas, nos cuenta una historia con trasfondo histórico, y nos la cuenta con una maestría que sólo unos pocos saben hacer. Dota a la película de un olor a “clásico”, de película medida, bien narrada, sin caer en excesos y que se deja ver con gusto. Su atmósfera está conseguida en cada plano y mantiene la tensión donde la debe mantener.

Me llamó la atención el cuidado diseño de producción (nominación por otra parte justa y acertada), fantástico diría yo. En seguida te sumerge como si te asomases a una ventana temporal y se pudiera disfrutar de esa esencia de los años 50.

Pero sobre todo noté una presencia absoluta en todo el metraje: Tom Hanks. Una vez más muestra y demuestra en cada plano que es capaz de llevar una película con una interpretación sólida y eficiente; la de un abogado que ante todo persigue la justicia, un defensor no sólo de un espía, si no de la moral y la ética, tan dada a tambalearse en los asuntos de estado dónde la CIA interviene, y que está dispuesto a llegar con sus ideales hasta el final. Su personalidad queda definida con una metáfora contada por su pareja de baile Mark Rylance, nominado a mejor actor secundario por su interpretación.

Y es que el espía sovietico Rudolf Abel (Mark Rylance), es un personaje con el que conectas enseguida. Calmado, sabio, transmite una serenidad en el ojo del huracán que no deja de ser sorprendente en la historia.

Una peli que cuenta con dos fases diferenciadas.

La primera, en EEUU con el proceso (drama judicial) donde James Donovan tiene que lidiar con temas muy delicados y no solo legales…como veréis. Nota curiosa: la argumentacion de James Donovan ante la Corte Suprema sobre Rudolf Abel, es la misma que se usó en 1957 por el James Donovan real.

Y la segunda, que se desarrolla en Alemania, donde la trama se centra en la negociación y el intercambio de prisioneros con los rusos. Un thriller en toda regla.

el_puente_de_los_esp_as-489906937-large

En definitiva, una película de buena factura, basada en hechos reales, con una dirección de gran nivel, actores solventes a la vez que brillantes y con un diseño de producción de primera. Recomendable para los amantes del genero y para los que no lo son tanto.

Y una nota más que mi querida hermana ha querido añadir: No olvidaros de la fantástica Banda Sonora. Una vez más a cargo del brillante (siempre nominado y NUNCA premiado) Thomas Newman.

Y si quereis opinar sobre ella, os invito a hacerlo como siempre. Hasta la próxima. 😉

Anuncios

Deja un comentario, tu opinión cuenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s