¿Dónde está Superman en el tráiler de La Liga de la Justicia? Zack Snyder nos saca de dudas | Cinéfilos Frustrados

A pesar de haber maravillado a los fans, el tráiler de ‘La Liga de la Justicia’ nos ha dejado con la baja de: Superman. Zack Snyder nos saca de dudas.

Origen: ¿Dónde está Superman en el tráiler de La Liga de la Justicia? Zack Snyder nos saca de dudas | Cinéfilos Frustrados

Anuncios

OSCARS 2017: Manchester frente al mar – Manchester by the sea

6 Nominaciones 

‘Manchester frente al mar’ ha conseguido colarse como película independiente entre las más nominadas de la ceremonia de este año, incluyendo mejor película, director, actor principal y secundarios, nominaciones de importancia y que le confieren valor a la producción.

Seré bastante conciso y directo en esta entrada y dejaré dicho lo más importante para mí sin entrar en un análisis más profundo. Lo hago para que el lector que se encuentre con este post tenga que ver la película y opinar por si mismo, si quiere conmigo, de lo que le ha parecido.

Mis sensaciones han sido buenas. Esta es una película marcada por la pérdida dentro de una familia. Es un drama de considerables dimensiones a ratos difícil de digerir, y difícil de evitar que te afecte, cosa que es buena, porque significa que algo se está haciendo bien.

Esta rodado con naturalidad, sin caer en el melodrama, y llevado en volandas por unas buenas interpretaciones. El nominado Casey Affleck logra construir un personaje de un hombre literalmente roto por dentro, vacío, que vive prácticamente por inercia, y se encuentra en una situación en la que debe volver a su ciudad de origen, y enfrentarse a cosas para las que no se siente preparado. Serio candidato a la estatuilla (ya ganó el Globo de oro) por lo que creo es un gran trabajo, donde menos es más.

Michelle Williams, aún apareciendo poco, deja su sello con otro buen trabajo. La película nos regala  una gran escena entre Affleck y ella que personalmente me pareció de lo mejor. En cuanto a Lucas Hedges, en mi opinión, aunque no haga un mal trabajo, su nominación no me parece justificada.

A destacar también la banda sonora, con bastante música clásica, y lo acertado de los temas en consonancia con las secuencias que acompañan.

La película de Kenneth Lonergan al mando de la solvente dirección y del buen guión, sustentada por un buen reparto, una historia con un calado dramático potente, acompañada de una buena banda sonora, no es una película que vaya a gustar a todo el público. Es una historia sobre la culpa, dura, triste, que puede parecer lenta para muchos, pero que tiene unos méritos que están ahí, y creo que merece la pena verla. 

manchester_by_the_sea-889918647-large

 

Lo mejor: El reparto, destacando a Cassey Affleck y Michelle Williams con un trabajo de primer nivel.

Lo menos bueno: Que una historia tan triste no te permita “disfrutar” de las bondades de la película.

 

OSCARS 2017: Arrival – La llegada

8 nominaciones

 

Seguimos con las nominadas a mejor película. Este año la academia se ha lucido bastante en cuanto a nominaciones se refiere, no solo por las producciones que están, si no también por las que no. En este caso particular nos detenemos en ‘La llegada’ de Denis Villeneuve, una película que es interesante pero en mi opinión está sobrevalorada, en mayor o menor medida, y eso depende de cada uno, al igual que ha pasado con ‘La La Land’ de la que podéis leer mi opinión aquí.

Denis Villeneuve se ha caracterizado por brindarnos en sus últimas películas dilemas morales de envergadura, tal y como vimos en ‘Prisioneros‘ o en ‘Sicario‘, dos notables películas donde la disyuntiva ética y moral que nos plantea se tambalea en la borrosa frontera entre el bien el mal, lo que es o no es correcto y justo. Es de agradecer que se nos planteen historias donde los personajes tengan un conflicto semejante, y sea tan difícil decantarse por una acción u otra, llevando al espectador a una reflexión propia. Ya os digo, es algo de agradecer.

Con ‘La llegada’ se hace (o se pretende) algo en esa misma línea pero con la estructura cambiada. Aquí nos cocinan un drama familiar a fuego lento camuflado en una historia de ciencia ficción pretenciosa sin que se consiga ni una cosa ni otra.

Cierto es que la cinta mantiene un interés y un suspense diferido (es un termino más publicitario que de cine pero creo que puede valer) y está bien realizada. Pero cierto es también que su propuesta se pierde en algún lugar que no sé describir, ayudada de un guion poco competente, engañoso y en definitiva más bien flojo.

Esto es una historia de ciencia ficción, donde unos extraterrestres aterrizan sin que nadie tenga claras sus intenciones. Entonces llaman a una experta lingüística para que intente entablar comunicación con los seres de una de las naves. No os destripo nada diciendo que la primera aparición de un digamos que correcto y testimonial Forest Whitaker es casi de risa si te lo pones a pensar, cuando se presenta a la doctora (una Amy Adams que es lo mejor de la película y fijaos que no está entre las 8 nominaciones, tan incongruente como esto que os explico) y le dice  “Traduce esto y me voy” (versión libre mía pero seguro que lo entenderéis). Hasta ahí mi opinión de los fascinantes diálogos, que brillan por su ausencia, en pos de una amalgama de imágenes, que en principio valen más que mil palabras, donde los tiempos se mezclan y te vas quedando anonadado sin saber que está pasando en realidad.

Resulta que estás tan perdido como los soldados y sigues sin saber que pretenden los alienígenas cuando ya ha pasado más de la mitad del metraje, y eso te mantiene atento. Resulta que luego ya te van dando una pista medio falsa medio que no, sobre lo importante que es la comunicación, y no con los bichos interplanetarios que también, sino entre nosotros, los seres humanos, los países y potencias del mundo y las culturas de la tierra. Y piensas… ya voy viendo la moraleja… Un cuento sobre el lenguaje, el entendimiento y la unión a nivel global.

Pero resulta que luego todo da un giro para algunos inesperado, para otros previsible, y sucede algo que resuelve de alguna manera ciertas cosas. Y aquí, justo al final vemos el drama y el conflicto que nos han dejado diríamos que latente en toda la película pero sin apenas desarrollo para degustarlo justo antes de los títulos de crédito. El drama familiar, que al fin y al cabo es el dilema que nos plantea su director, y se lo ventila en los últimos cinco minutos del largometraje. Todo ello presentado en un bonito conjunto de imágenes, historia de ciencia ficción y lacito rojo incluido a modo de final, que aunque penséis que la suspendo como película, no es así.

‘La llegada’ es entretenida, con una propuesta que hace aguas, un guión que no está a la altura pero que te mantiene en vilo mientras se resuelve el puzle. El resultado, una vez encajas las piezas en el tablero…cuestión de gustos. Sinceramente creo que no se va a llevar nada o casi nada de los ocho premios a los que opta. El tiempo lo dirá.

Los actores, todos acompañantes de Amy Adams, incluido Jeremy Renner, clasificados en importancia en el propio póster de la película. Véase a continuación 😉

arrival-150207636-large

 

Lo bueno: el interés que despierta y mantiene sobre todo a nivel visual.

Lo menos bueno: que pretenda ser lo que no es. Pese a la carga dramática final, me dejó bastante frío.

 

 

 

 

OSCARS 2017: La La Land (La ciudad de las estrellas)

14 nominaciones

 

Amigos cinéfilos, curiosos, aficionados del celuloide… estamos ante una película que ha pasado a la historia por tener, como habéis podido comprobar arriba, 14 nominaciones a los Oscar de Hollywood, equiparándose a ‘Titanic’ y ‘Eva al desnudo’. También ha establecido un nuevo record como ganadora de más Globos de Oro con siete premios, superando a ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’ y ‘El expreso de medianoche’. Y supongo que os estaréis preguntando si ‘La La Land’ es tan buena como para esos registros a falta de saber cuantas estatuillas se llevará. Pues bien, esta es mi crónica y que cada cual opine luego y saque sus conclusiones.

Confieso que antes de comprar las entradas mis expectativas ya son altas sobre la película (ya había sido nominada a los Globos de Oro). Es de modo inconsciente e inevitable, y eso no suele gustarme porque muchas veces es un arma de doble filo y puedes perder la objetividad y salir decepcionado del cine. Me olvidé del recomendable ejercicio en estos casos de no esperar demasiado de la película y dejar que me sorprendiera. Veamos que pasó.

Una vez sentado, y ya relajado (casi llego tarde), espero a que los primeros fotogramas empiecen a producirme sensaciones. La cosa no puede empezar mejor. Me encuentro ante un primer número musical en medio de una autopista de Los Angeles (dato: aquella que estaba “cortada por obras” en ‘Speed‘). Es un plano secuencia técnicamente maravilloso y no precisamente corto, es toda la canción. La cámara se mueve con soltura entre los coches y las coreografías, con una “suavidad coordinada” que te invita a volar con ella y ver todo lo que está pasando con sumo goce y disfrute.

Más tarde compruebo que no es algo puntual, Damien Chazelle hace un ejercicio de dirección de mucho nivel y el movimiento de la cámara va al compás de las notas musicales. Bravo Damien, me quedo con tu gran trabajo en ese aspecto.

Justo después de este primer número inicial conozco a sus dos protagonistas, Emma Stone y Ryan Gosling en un momento de sus vidas justo antes de conocerse. El resto será una historia de amor donde las decisiones y las motivaciones de ambos serán lo que marque el devenir de su relación.

Como veis no estamos ante nada nuevo, pero todo resulta fresco. La historia de dos artistas que no pueden vivir de lo suyo, necesitados de dinero, trabajando en lo que pueden, él pianista de jazz y ella actriz, intentando abrirse camino en esa jungla que es la ciudad de Los Angeles tiene los ingredientes para crear un conflicto real y que invita a la reflexión.

Antes de seguir por ahí, retomo un poco la crónica, y casi de forma inevitable, cuando algo empieza con ese nivel, lo complicado es poder mantenerlo en todo el metraje. Y la sensación que tengo es que la película da un bajón en un momento dado y casi me empiezo a aburrir viendo ciertas escenas que para mí están de más (momento planetario) y alargan un poco la situación idílica de la pareja hasta que llegamos a un punto de inflexión donde la cosa cambia y se vuelve a poner interesante con un poco más de fuerza dramática.

Después de eso, el nivel sube de nuevo. El conflicto se acentúa y eso aporta más matices a la historia, y se va a mantener hasta un final que para mi humilde opinión, está a gran altura y me parece el broche de oro adecuado a todo el conjunto.

No me olvido que esto es un musical, y supongo que las producciones de este género de cierta calidad escaseaban en estos últimos años y eso le ha otorgado muchos puntos. Como tal debo decir que no tiene grandes números musicales, de esos que se graben en la retina salvo uno o dos. Quizás no pasen a la historia sus canciones, salvo esas notas de piano que nos acompañan desde el principio hasta el final. Quizás el tiempo me de o me quite la razón y pase a recordarla como otros clásicos como ‘West side story’, ‘Cabaret’, ‘Victor o Victoria’ o tantos otros. Es pronto para saberlo, pero yo creo, con mis reservas, que puede optar a ello.

Me quedo con detalles como el diseño de producción, esa estética que parece que nos de un aire a película musical clásica, aunque se desarrolla en los tiempos actuales. Los colores, el vestuario…cómo se divide la película en las estaciones del año curiosamente en un sitio (California) donde apenas varía el tiempo y suele estar soleado… Detalles.

Y es que en resumen, esto va de perseguir sueños. Sueños que te exigen sacrificios para llegar a lograr que se hagan realidad, que te exigen elecciones, decisiones con las que tendrás que convivir toda la vida en aras de cumplirlos. Todo tiene un precio, eso es la vida. Unas veces acertamos otras no, pero la mayoría de ellas nos preguntamos qué hubiera pasado si nos hubiéramos decantado por otro camino. Quizás al estar vinculado al mundo del arte, aunque se aplique a la vida en general, esto me haya llegado más. Sin duda invita a la reflexión. Entiendo que ese final lo explica de alguna manera. Ni todo es color de rosa ni al revés, y ‘La La Land’ se pasea con equilibrio sobre esa línea de pensamiento.

No puedo olvidarme de la pareja protagonista, gran trabajo de Ryan Gosling, a quien no le doblan o aplican CGI a la hora de tocar el piano, y de Emma Stone. Ambos tienen buena química y hacen la película mejor. Ambos renunciaron a un musical (La Bella y la Bestia) para estar en éste y mira por dónde aquí los tenemos nominados a mejor actor y actriz principal… No digais que no veis el curioso paralelismo con lo que os contaba antes 😉

Para mí, es un gran filme, pero no llega a la excelencia, no.

En definitiva, un conjunto sólido, con algún bajón que luego remonta hasta llegar a un gran final. Habrá tiempo de debatir si es una película tan redonda como para haber batido el record de los Globos de Oro o esas 14 nominaciones de los Oscar.

la_la_land-262021831-large

Lo mejor: El conjunto. El uso de la cámara, la estética, las interpretaciones, una historia con gancho con jazz de fondo. El mensaje de la película.

Lo menos bueno: Que sus altas expectativas puedan influir en su visionado y disfrute, y nos haga más exigentes a la hora de emitir una opinión sobre la película. Tiene momentos algo flojos que bajan la nota final.

 

 

 

 

By OSCARS 2017: Comanchería -Hell or High Water

4 nominaciones

Hoy me toca hablar de ‘Comanchería’ (Hell or High Water), una película que me ha sorprendido de manera positiva y que ha sido nominada a mejor película, mejor guión y actor secundario (Jeff Bridges) en los próximos Globos de Oro.

Nos encontramos ante un neo western con una mezcla de thriller, drama familiar y película de atracos que desde los primeros planos ya te sitúa en algunas circunstancias  esenciales de la película.

La ficción se desarrolla en el oeste del estado de Texas, y lo primero que uno percibe es un panorama cuanto menos poco apacible tirando a desolador, árido, pobre, caluroso. Se parece más al salvaje oeste que al siglo XXI.

Es ahí, en ese telón de fondo donde empezamos a vislumbrar los efectos de la crisis económica, la necesidad de dinero y una vez más, los largos tentáculos de aquellos que la causaron, y que siguen estrangulando con sus préstamos a mucha gente: Los bancos.

Es la historia de un plan ideado para conseguir asegurar el futuro incierto de una familia sin calcular las consecuencias fatales que eso pudiera implicar. Es un retrato de una Texas que parece de otro tiempo, donde es más fácil que las personas lleven un arma de fuego antes que un reloj en su muñeca.

Mirando hacia sus protagonistas, la película en su mayor parte se centra en dos parejas de personajes. Los hermanos Howard (Ben Foster y Chris Pine) y los dos Rangers (Jeff Bridges y Gil Birmingham). Todos con interpretaciones notables y con unos diálogos donde no sobra ni una sola palabra. Esas conversaciones que mantienen durante todo el filme ha sido de lo que más me ha gustado, lo que me lleva a aplaudir el buen guión que ha escrito Taylor Sheridan, que ya había dado muestras de su buen hacer con ‘Sicario’.

El título original (Hell or High Water) viene de la expresión “come hell or high water” que viene a significar “haz lo que tenga que ser necesario, sin importar las circunstancias”, También se refiere a una clausula de un contrato bancario que indica que los pagos deben continuar indiferentemente de las dificultades que pueda tener la parte pagadora. Estos dos significados se aplican en la película.

David Mackenzie ha hecho un notable trabajo de dirección (algunos planos y el movimiento de cámara me han gustado mucho), y creo que ha trasmitido todo lo que quería transmitir. Porque ‘Comanchería’ es un western que apunta a los orígenes de la américa profunda, lleno de crítica social, con la pobreza de telón de fondo y esa angustia de no saber que pasará mañana o dentro de unas semanas que refleja el personaje de Jeff Bridges, o ese padre de familia que interpreta Chris Pine que intenta evitar que dicha angustia llegue a sus hijos. Para ellos cualquier tiempo pasado parece que fue mejor.

Una película llena de detalles, bien dirigida, con una buena fotografía, bien escrita y con interpretaciones de nivel. Todo eso hace que para mí sea una de las sorpresas del año independientemente de los premios o nominaciones que consiga.

hell_or_high_water-868194075-large

Lo mejor: El conjunto en general. La doble moral que plantea la historia que justifica las acciones que se desarrollan. Que te preguntes si alguna parte de Texas y sus gentes es como se ve en la película y eso te dé que pensar…

Lo menos bueno: Que se pierdan en el doblaje al español esos acentos. Vedla en VOS. Es mi consejo.